Return to site

Entender y calmar el sistema nervioso

en tiempos de coronavirus

Si eres un humano/a estos días estarás experimentando todo tipo de cambios y fluctuaciones en tu estado de ánimo, tu nivel de energía...

Tus pensamientos estarán pasando por momentos de esperanza y otros de gran frustración y desconfianza en el futuro.

Si algo tiene de bueno esta tremenda crisis es que nos une a todos en nuestra vulnerabilidad común.

Cada uno/a de nosotros/as está sintiéndose vulnerable en diferentes grados y de maneras distintas.

En lo laboral, y en lo personal.

Una de las consecuencias es que a la par del distanciamiento social al que estamos obligados estamos sumando el distanciamiento que nuestros propios sistemas nerviosos activados en modo defensa están provocando a nuestro alrededor.

Sin una observación y comprensión de lo que nos pasa internamente y de cómo funciona nuestro sistema nervioso autónomo no nos daremos cuenta de que lo que hace que de repente, el otro sea el enemigo (a nivel profesional o personal) o el otro sea algo totalmente lejano e inalcanzable, tiene más que ver la historia que nuestro cerebro nos está contando con las señales que nuestro sistema nervioso autónomo le manda.

Algunos podrán estar en contacto con esa vulnerabilidad y ella les acercará a los demás, para otros el mero reconocimiento de esto será algo tan intolerable que buscarán inconscientemente la manera de ponerse por encima con la consecuencia no deseada de sentirse aún más distanciados/as de los demás, más solos/as aún.

Además nuestra salud está directamente relacionada con nuestros estados autónomos, para que nuestro sistema inmune pueda hacer su trabajo necesita que nuestro sistema esté activado en un modo concreto, necesita que esté nuestro ventral activado.

Y eso solo puede ocurrir si nuestro sistema neurocepta suficiente seguridad dentro de nuestro cuerpo, en nuestro entorno y en las personas con las que nos relacionamos.

Poco podemos hacer ahora mismo con lo que ocurre a nuestro alrededor, sin embargo siempre nos queda la elección de poder hacer algo en nuestro interior.

Esta es mi humilde aportación a tu sistema nervioso.

De mi ventral a tu ventral, con todo mi cariño.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly